sábado, 6 de abril de 2013

The Smashing Pumpkins - Siamese Dream [1993] (*****)

6-04-2013
Situémonos un poco, década del 80’, el mundo se rinde a la furia, desencanto generalizado y melancolía del Grunge y Rock Alternativo y grupos como Nirvana y Pearl Jam arrasan y acaparan todas las portadas de las revistas especializadas … se gestaba así el terreno ideal para que un gris Billy Corgan brillara como el sol y encandilara a las masas con sus letras e imagen.
Precisamente, Billy empezó mostrando una imagen joven, la de un adolescente pelilargo que parecía que recién había dejado la secundaria y que tenía una potente banda de rock … introvertido y poco demostrativo estuvo a punto de convertirse en el novio de Courtney Love (cuenta la leyenda que la noche que iba a “formalizar el asunto”, ella se enredó con Kurt Cobain … creo que zafó y salió ganando).
Poco a poco la imagen de Billy y sus canciones empezaron a oscurecerse … llegó así su “otro yo”, el “pelado” (uno de los primeros rockeros rapados “a bocha”) y su oscuridad sin dudas perdura hasta nuestros días … mustio, sin brillo, sin alegría y por supuesto, carente de todo sentimiento positivo.
La cosa es que el tipo del que vengo hablando es la base fundamental, la estructura, la columna vertebral sobre la que se erigió The Smashing Pumpkins, una banda impresionante y mítica, más por lo que hizo que por su presente o por lo que le queda por hacer.
“Siamese Dream” es la mejor muestra de todo esto, lo sacaron al mercado en 1993 y compila y resume odio, bronca, desazón, tristeza, melancolía, desencantamiento … a pesar de su título, no hay sueños en este álbum o, al menos, no tienen un final feliz … aunque nos dejó verdaderas “obras cumbres” como:
01-Disarm (sin dudas, la mejor canción del disco y me animo a decir que del grupo … habla sobre la infancia de Billy y el acompañamiento de campanas y violines desgarra aún la historia que cuenta)
02-Today (guitarras y distorsión a pleno para definir un tema increíble … tanto como el colorido video con el camioncito de helados)
03-Cherub Rock
04-Sweet Sweet (dulces acordes que encubren una letra inquietante: “Dulce, dulce, dulce, pequeña y dulce agonía … no sé donde acabas de estar pero tomaré, tomaré, tomaré todo lo que tienes para mí”)
05-Spaceboy
06-Mayonaise (sonido puro, buen ritmo y una afirmación curiosa: “nadie sabe dónde van nuestros secretos”)
07-Hummer
08-Rocket
09-Soma (melancolía inicial para acabar con rabia)
10-Luna (otra de esas frases que hacen pensar: “esas canciones de luna que cantas a tus bebés, serán las canciones para ver a través de ti”)
Está claro que 10 canciones memorables sobre un total de 13 que trae el disco, lo convierten en un disco imprescindible” y de culto para este género.
Tuve la suerte de ver a esta banda (o lo que queda de ella, ya que sólo Billy Corgan perdura de la formación original) el 7 de diciembre de 2011 en Madrid y fue realmente un poco … decepcionante … me esperaba un paseo por los grandes éxitos de esta gran banda de los 90’ y me encontré con un Billy EMPEÑADO en esquivar TODAS sus canciones más conocidas y arremeter EN EXCESO con los solos de guitarra largos y aburridos … en resumen, los Smashing pasaron “sin pena ni gloria” y se fueron dejando “muchas cosas en el tintero”. SalU2. Guille

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada